URBANISMO

El urbanismo jurídico o “derecho urbanístico” es una compleja rama del ordenamiento que precisa de una comprensión y estudio que integra mucho más que las simples connotaciones urbanísticas o edificatorias. No en vano el “urbanismo” puede abarcar materias tales como el derecho administrativo, el derecho civil, hipotecario, bancario, financiero, contencioso – administrativo y hasta penal.

No es una rama única regulada por una sola normativa sino que puede comprender, en un mismo asunto, multitud de consideraciones jurídicas. Un ejemplo claro es la constitución de una Junta de Compensación donde la estructura de la propiedad puede abarcar tantas vertientes jurídicas como propietarios hay incluidos en el Sector (problemas de copropiedad, proindivisos, extinciones de condominio, problemas tributarios, herencias, sanciones urbanísticas, problemas financieros, ejecuciones hipotecarias, liquidaciones de sociedades de gananciales tras procesos matrimoniales, etc…).

Por tanto hablar de urbanismo es hablar de una cuestión a veces complicada donde no sólo prima el perfecto conocimiento de las diferentes ramas jurídicas que lo integran, siendo además determinante la experiencia y el estudio continuado de la materia, tan voluble y a veces politizada.

Nuestra firma lleva casi 20 años asesorando tanto a empresas como a particulares en aspectos relacionados con esta rama jurídica donde la especialización es quizás la única garantía de resolución.

DERECHO DE LA CONSTRUCCIÓN

PROMOTORAS y CONSTRUCTORAS:

El proceso edificatorio -desde la adquisición de suelo urbanizable o urbano apto para construir hasta la comercialización y venta de las unidades construidas-  atraviesa un sinfín de aspectos jurídicos y financieros no siempre fácilmente asumibles por las empresas constructoras y promotoras inmobiliarias.

El estudio de las determinaciones urbanísticas de los suelos adquiridos para construir, la tramitación eficaz de las distintas licencias administrativas, el conocimiento de la realidad urbanística de la ciudad, la redacción precisa de los contratos derivados del proceso edificatorio (arrendamientos de servicios, suministros industriales, contratos de obra, permutas, compraventas…), la tramitación de los seguros de la edificación, la negociación y búsqueda de financiaciones idóneas (créditos al promotor, garantías fiduciarias, garantías hipotecarias…), la redacción de los instrumentos registrales y notariales derivados de la edificación, etc, son algunos de esos aspectos jurídico – legales  y financieros que integran el proceso constructivo.

La innegable importancia económica del proceso urbanístico e inmobiliario debe suscitar la concurrencia de profesionales expertos en las áreas del derecho urbanístico, de la construcción e inmobiliario que garanticen la viabilidad de las operaciones derivadas del proceso edificatorio.

En VILAVERT abogados ponemos a disposición de las empresas constructoras y promotoras un equipo multidisciplinar dirigido por abogados expertos en urbanismo, derecho de la construcción y derecho inmobiliario. Nuestra meta es el asesoramiento continuado a lo largo de todo el proceso edificatorio bajo una única dirección y a través de la interlocución directa y constante con las empresas asesoradas.

El asesoramiento jurídico integral prestado por profesionales cualificados es la mayor garantía de éxito en las operaciones inmobiliarias.

(PIDA NUESTRA OFERTA DE SERVICIOS JURÍDICO – URBANÍSTICOS PARA PROMOTORAS Y CONSTRUCTORAS)

COMUNIDADES DE PROPIETARIOS y PARTICULARES:

Los defectos constructivos y/o problemas edificatorios derivados de la construcción tanto en Comunidades de Propietarios como en viviendas particulares constituyen una fuente inagotable de problemas. Desde una humedad en la pared hasta grietas que afectan la estructura del edificio en sí mismo, cualquier contingencia de estas características, salvo acuerdo, precisará de la iniciación de un complicado procedimiento judicial.

En estos casos el conocimiento del sector debe ir acompañado de la concurrencia de expertos en la materia tales como arquitectos, peritos o técnicos en los diferentes ámbitos constructivos, de cuyos informes y ratificaciones judiciales dependerá en gran medida el éxito de la reclamación.

En VILAVERT abogados no sólo contamos con la experiencia avalada por los numerosos asuntos relacionados con esta materia sino con colaboraciones de primer nivel prestadas por los más prestigiosos estudios de arquitectura de la ciudad de Córdoba y otras provincias españolas.

DERECHO INMOBILIARIO

El derecho inmobiliario no es en sí mismo una rama dependiente del urbanismo, aunque sí está íntimamente ligada con la realidad urbanística y económica de cada ciudad. Por derecho inmobiliario entendemos todos aquellos aspectos jurídicos que están relacionados con la propiedad, sea ésta un suelo, una vivienda, un local o incluso una edificación completa.

Las particularidades jurídicas del derecho inmobiliario son amplísimas y constituyen, a nuestro juicio, uno de los elementos más importantes del tráfico jurídico diario, pues no en vano, la adquisición o arrendamiento de una propiedad es en la mayoría de las ocasiones la acción personal y económica más importante en la vida de una persona.

Conocer los entresijos de las legislaciones arrendaticias, de compraventa de bienes inmuebles, los impuestos asimilados a las operaciones inmobiliarias, los contratos de intermediación, permutas, alquileres con opción a compra, compraventas privadas y por supuesto las determinaciones urbanísticas de la adquisición (tipo de suelo, posibilidades constructivas, metros de techo resultantes, usos compatibles o incompatibles, tipologías edificatorias, etc…) son características que deben conocer las partes en el ámbito inmobiliario, o en su defecto, ser asesoradas por un abogado experto en la materia.

Nuestra firma lleva más de 20 años asesorando a empresas constructoras, promotoras, inmobiliarias y particulares en los procesos de venta o alquiler de unidades constructivas, por lo que el conocimiento de este sector es una garantía de que su operación llegue a buen fin y sin sorpresas.